vistas total

jueves, 8 de septiembre de 2016

NUESTRA DISTANCIA

Cuando menos lo esperaba
hablaste sin palabras
dónde estabas
cuando te necesitaba,
con tan sólo una mirada
transformabas mi mañana
entre nuestra intimidad
y mil caricias compradas.
Temiendo al final
desvelándote madrugadas
sólo lo que tu me das
aporta paz,
hay algo más
me sobra lo demás 
como será
vivir siendo capaz.
A cambio de nada 
quiero verte soñar
mientras pueda respirar,
no la dejaré escapar
quiero encontrar,
sobre su cuerpo ganas de caminar.
Acortando despedidas 
encendiendo noches perdidas
 tuve que olvidar,
impidiéndome volar
por miedo a tropezar
jamás pudimos empezar.
Hay tiempo todavía
aprieta tu mano ,coge la mía
aún quedan cosas sin sentirlas.


Álvaro Camacho



2 comentarios:

  1. Alvaro, me encanta. Son palabras de una persona tierna y completamente enamorada. Perdidamente enamorada. Solo puedo decirte lo que estoy pensando ahora mismo despues de leerlo... tienes una gran asignatura pendiente. Nunca dejes puertas abiertas si no vas a entrar y si entras, que sea a por todas, con todas sus consecuencias. Pero, no sufras amigo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Laura por tus palabras, besos.

    ResponderEliminar