vistas total

sábado, 26 de noviembre de 2016

ERAS TÚ

Nadie enseña como amar
la vida es corta
sino luchas por volar.
Malas noticias
ante dramas,
 espinas rápidas,
kilómetros de distancia
apagando su frase en llamas.
Reina entre mis barajas
jugué con filos de navajas,
apostado la carta más baja.
A veces tu luz ciega
otras en cambio despierta.
Un océano de dudas
roza su piel desnuda
eran miradas con abreviaturas,
el alma en venta
sobre respuestas incorrectas
ante tanta desigualdad,
difícil abandonar 
tus heridas de guerra.
Confié sin nadie ni nada
perdiendo esperanza,
ganando trampas
derrochando lágrimas,
pasando páginas
para poder abandonar,
 aquello sin importancia.
Agua sobre las orillas del mar
ahora,
sé qué te vas
intentas cambiar 
algunas letras,
transformar al poeta
en una sala de espera,
Adiós a los que se van,
 abrazos a quienes quedan...


Álvaro Camacho


3 comentarios:

  1. Mejor que nadie nos enseñe a amaar. A cada perosna que ames, lo haras de forma diferente y con reglas diferentes. Cada corazon te pedira una cosa distinta a los demas y efectivamente Alvaro hay que decir adios a los que se van y abrazar a los que quedan, quien sabe si hay se encuentra el verdadero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Laura, muchas gracias por tus palabras , besos.

      Eliminar